miércoles, marzo 14, 2007

Una frase de Ferro

Leyendo, o más bien, ojeando el periódico en línea, me encuentro con la columna de Jesús Ferro Bayona en la página editorial de El Heraldo. Allí habla de la experiencia que se tiene en la Universidad del Norte con la Cátedra Europa. Pero más allá de lo que dice ahí, me identifico con su último párrafo:
Hacen más ruido las inversiones en tiempos de mercados libres, pero el intercambio cultural, la cooperación académica, la movilización de profesores y estudiantes, que van y vienen de un lado al otro del Atlántico, son más fuertes, hunden sus raíces en nuestra común cultura, quedan grabados como fraternidad que tiene el rostro de una revolución silenciosa.

Si tuviera que resumir la impresión que me deja mi paso por Europa diría algo como eso. Una cosa es querer vivir con un modelo gringo de prosperidad y otra es vivir un modelo de constante intercambio Europeo.
No creo que exista ese intercambio y desarrollo común en el norte de américa. Todas las similitudes entre Europa y Estados Unidos se acaban cuando se mira fuera de sus fronteras. No creo que la academia en europa compita muy lejos de la gringa; pero no creo que los gringos dejen una huella a nivel cultural como si lo dejan y lo muestran los europeos cuando se mueven alrededor del mundo.
Desde que comencé apenas a imaginar la posibilidad de venir a España, ya me estaba imaginando mi regreso a Barranquilla. Hoy día me quiero quedar por acá a trabajar y estudiar más; pero no para siempre. Quiero regresar y compartir con los míos lo que he aprendido, quiero hacer mi vida en Barranquilla. Paralelamente quiero hacer de anfitrión para todos aquellos amigos de distintos orígenes del mundo que he conocido en el viejo continente. Quiero compartir con ellos lo mío así como ellos compartieron conmigo lo suyo. He ahí mi rebelión silenciosa, sin golpes, sin balas, sin esclavismo, sin transgénesis.

2 comentarios:

El Armadillo dijo...

viejo carlos, casi todos aquellos que un día cruzamos el charco a buscar un mejor nivel de formación desde la academia, vista esta como la academia de un país del primer mundo sin demeritar la nuestra, venimos con esa idea de devolvernos cuanto antes a nuestro pedacito de tierra...

algunos por obligaciones contractuales, otros por amor a la tierra, otros por mamitis, otros por pendejos en fin cada uno quiere volver por una razon diferente...

ya estando acá la cosa cambia y ves que se te abré un nuevo mundo y una nueva perspectiva ante el mundo, ves que el mundo va más allá de bocas de ceniza, ves que el mundo tiene mucho que mostrar y mucho por descubrir pero aun asi en el fondo, bien en el fondo, allá escondido, está el deseo de volver al terruño y eso es de admirar...que pese a todo y todos sienta el deseo de volver en 1, 5, 10 o 30 años pero volver a poner su conocimiento a la tierra que le vio nacer...

bacano este post sobre todo por que me puso a pensar muchas vainas ..

saludos...

Strikes Back dijo...

Son dos modelos diferentes, y aunque a nivel tecnico los gringos marquen la delantera en educación, en el ambito cultural Europa esta muy por encima.

En cuanto a "nuestra revolucion" hay muchas cosas que aprender, y una de ellas el lidiar y manejar diferencias para trabajar y avanzar unidos.